Núm. visites

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Pels visitants d'aquest bloquet

........ Benvingut a l'espai dels gossets!!! espero que passis una bona estona navegant per aquí!!! Els teus pensaments i les teves emocions configuren la teva vida!!!.....

19 de febrer de 2013

Educa en postiu!! llegeix aq article!! val la pena!!

A la web SrPerro hi han articles molt interessants i aquest és un d'ells!!!!!!! 

Val la pena llegir aquesta entrevista amb el Santi Vidal!!





Hablamos con Santi Vidal de estrés, de cómo adiestrar sin castigos y de la peligrosa etiqueta de la 'dominancia'

A través de Más que Guau, Santi Vida y Eli Hinojosa están constantemente en movimiento, ayudando de una manera u otra a los canes: forman a otros profesionales, dan seminarios benéficos, asesoran a dueños de perro, a protectoras... Y siempre, siempre difundiendo la educación canina en positivo.
Son muchos años de experiencia en los que Santi Vidal se ha convertido en un claro referente para los educadores caninos en España. Por eso hemos querido plantearle algunas cuestiones, 10 preguntas que nos parecía crucial aclarar con la ayuda de un profesional.
Aquí podéis leer sus respuestas: un repaso a conciencia sobre los aspectos más positivos pero también más negativos y peligrosos de la educación canina en nuestro entorno en estos momentos.
Seguro que la entrevista os resulta tan interesante y útil como a nosotros.
¿Cuál es la cualidad más importante para ser un buen educador canino?
Sin duda amar a los perros, para que le resulte fácil empatizar con ellos. Es mucho más fácil comprender lo que te apasiona y amas.
Esto no se aprende, se lleva o no. Puede ocurrir que lo llevas dentro y lo desconocías, algo hizo que lo encontraras. En un segundo plano, pero también muy importante sería tener una buena base teórica/práctica sobre el aprendizaje animal, además de nociones sobre fisiología, como intervienen las hormonas en el comportamiento, como funciona el sistema simpático y el parasimpático, resumiendo, saber muuucho de estrés.
¿Cuál es tu definición de la educación canina en positivo?
Es interesante la pregunta, en los últimos tiempos muchos entrenadores dicen que trabajan en positivo y en realidad no es así. Otros se dedican a falsear informaciones sobre esta forma de trabajar, intentando claramente desprestigiarla, casi siempre por su nula capacidad para trabajar amablemente con perros.
La definición en mi opinión sería educar, reeducar o adiestrar en alguna especialidad a los perros de una manera “amable”, es decir enseñarles las normas de convivencia con humanos, o el desarrollo de algún trabajo, sin utilizar ningún sistema que incluya dolor, temor o malestar hacia ellos. Además y muy importante, desde un punto de vista de comprensión hacia las necesidades de los perros, mantener una exigencia adecuada según edad y sin provocar un estrés en el proceso que pudiera alterar la salud o el comportamiento del perro. En términos más técnicos diríamos que se utiliza el refuerzo positivo, el castigo negativo y la extinción, excluyendo totalmente el refuerzo negativo y el castigo positivo.
Entonces…¿porqué no castigar o corregir? Hay un millón de razones.
Alguna de ellas: Los castigos hacen perros más inseguros, estresados y en muchas ocasiones agresivos. Los castigos nos hacen poco predecibles delante de nuestro perro. Los castigos cuando no han sido bien aplicados (casi nunca) no extinguen comportamientos, los dejan latentes (es fácil ver que cuando regañamos a nuestro perro por algo, este aprende a no hacerlo DELANTE NUESTRO. Seguro estamos todos de acuerdo en esto. En la otra cara de la moneda, entendiendo la teoría del aprendizaje, repetimos lo que nos da beneficio y dejamos de hacer lo que no nos reporta nada. Esto que sucede en los humanos y en el resto de los animales, es la base del adiestramiento en positivo. Procurar que las conductas adecuadas salgan beneficiadas (con la idea que el perro repita ese comportamiento) e impedir que sucedan las que nos resultan problemáticas o molestas, con la idea de que se extingan.
Son muchas las razones para dejar de usar las correcciones y castigos, en realidad castigar es el síntoma claro del fracaso educativo y refleja nuestra frustración al carecer de otras herramientas para conseguir un fin. Por último matizar para que quede muy claro, adiestrar de esta manera amable no significa estar todo el día dando salchichas de Frankfurt ( hay un millón de premios en la vida diaria, nuestra atención por ejemplo), ni tampoco significa permitir que un perro haga lo que le dé la gana. En realidad la educación canina en positivo debería ser el objetivo de todo entrenador, mejorar cada día la técnica para poder entrenar y educar a los perros con el respeto que se merecen. Todos los que lo intentan, aunque no lo hayan conseguido al 100 por 100, merecen el respeto profesional, por su esfuerzo diario.
¿Es posible educar (o re-educar) a cualquier perro usando sólo métodos en positivo?
Claro que sí.
¿Podríamos afirmar que castigando solucionamos todos los problemas? ¿Acaso el NO CASTIGO sería la causa de que un problema no se solucionase? Claro que no. Ningún modelo te garantiza el éxito 100 por 100. Siempre habrá entornos y circunstancias que no ayuden a resolver totalmente un problema. Pero tengo clarísimo que todos los perros tratados en positivo por buenos profesionales mejoran.
Muchos adiestradores amigos míos me comentan que está muy bien trabajar sin castigos, pero con algunos perros no es posible. Me dicen que la agresión de intensidad alta no es posible. Precisamente esos perros que ellos nombran son los que menos castigos necesitan. En mi trabajo diario trato problemas de comportamiento, más que adiestrar. Y el problema que más trato es la agresividad. Los resultados avalan este método de trabajo. Y muchos de los problemas que tratamos son perros que han sido “adiestrados” o tratados previamente con métodos no amables.
¿Cuál sería tu primer consejo a un dueño de perro primerizo pero interesado por aprender y hacer las cosas bien?
Si dispone de dinero que hiciera un curso con algún entrenador reconocido y con experiencia contrastada. Para conducir un vehículo nos obligan a hacer unos cursos y aprobar un examen. ¡Tener un perro y educarlo bien es mas difícil! Si no dispone de dinero (son tiempos difíciles con la crisis) le pediría que lea libros y artículos sobre la educación canina en positivo.
Hay muchos y buenos en KNS EDICIONES, y por supuesto en Hispano Europea tenemos el “Adiestra a tu perro en positivo” (pinchando sobre la foto podréis comprar el libro)
¿Por qué sigue estando tan extendida la educación canina basada en 'imponerse' al perro, en el concepto del macho alfa, etc.? ¿Por qué crees que es tan atractiva para tanta gente la idea de que un perro tiene que ser sumiso?
David Mech, famoso biólogo y profesor universitario , conocido por ser el “padre” de la jerarquía y la “dominancia” en sus trabajos en los años 70, al profundizar en el estudio de las manadas de lobos, durante 13 años y retractarse de sus ideas originales, nos cuenta que los cambios en la sociedad tardan unos 20 años en llegar desde las comunidades científicas hasta el gran público.
En España se empieza a aparcar la jerarquía y la dominancia, en mi opinión, sobre el 2000 hasta el 2004. Si Mech tiene razón aún quedan bastantes años para cambiar este enfoque sobre la vida social de los perros.
En realidad es algo muy establecido todavía, pese a que cada vez más gente está en desacuerdo. Es lógico por varios motivos. Es atractivo que te “vendan” la idea de convertirte en LIDER o Dominador. Algunos programas sobre educación canina, como “El encantador de perros” ayudan a vender esta atractiva idea para cualquier propietario.Además el etiquetado de los perros como dominantes exculpa a profesionales y a propietarios.
Si alguno no mejora en sus problemas de convivencia con su perro, la culpa es del perro, es MUY DOMINANTE. En cambio es difícil decir que no nos quedan recursos para corregir un problema.
Muchos buenos perros han sido sacrificados por la etiqueta de DOMINANTE. Se generalizó la idea de perro dominante igual a perro agresivo, problemático. En cambio perro sumiso igual a perro bueno, sin problema. En realidad los perros “dominantes” suelen ser tratados de manera diferente, se les corrige más, casi todo lo que hacen es malinterpredado, rápidamente apelamos a la rebelión jerárquica, y para reeducarlos les metemos más presión, somos más intolerantes, muchas veces empeoramos sus problemas, pues en realidad suelen ser perros estresados y con miedos.
Un perro dominante en el fondo es igual que un perro sumiso, simplemente gestionan sus miedos hacia nuestras incoherencias de manera distinta. Uno se rebela contra nosotros, el otro decide asumir su rol.
¿Cómo puede un dueño de perro saber si está en manos de un buen educador canino?
La evolución del problema de su perro le puede indicar el buen trabajo profesional. Pero ¡ojo! Las soluciones mágicas no existen.
En ocasiones los problemas no son extinguidos, el profesional simplemente ha disimulado los síntomas, por fuerza, miedo o coacción al perro. Karen Pryor dice que hay profesionales que son maestros en generar tanto miedo al perro que están tratando, que este se inhibe de un entorno y de los miedos hacia ese entorno, porque el entrenador aún les preocupa más. Estoy de acuerdo.
En ocasiones el profesional disimula un síntoma, pero no trata el fondo del problema, o crea otros que el propietario no imagina relación alguna con el programa educativo que ha recibido su perro.
Ejemplo: Un cliente acude a un entrenador porque su perro joven tira de la correa y es demasiado “social” hacia otros perros y personas, es muy efusivo y salta sobre ellos. En el tratamiento se castiga al perro por tirar de la correa, aplicando un programa de entrenamiento con un collar de pinchos. Cada vez que la correa se tensa, hay dolor o molestia. Si va sobre alguien u otro perro, un tirón seco y este cesa su intención de saltar sobre ellos. Además el perro dejó de tirar de la correa. Pero pudiera ocurrir en poco tiempo que se desarrollaran problemas graves. Los perros aprenden por asociación. Creo que estamos todas las escuelas de acuerdo en esto. Entonces, la posibilidad de que el perro asocie que cada vez que aparece una persona o perro, recibo dolor, lo cual significa que debo temerles… ¿podría aparecer un problema de miedos, reactividad o comportamiento agresivo en este ejemplo? Rotundamente sí, esa posibilidad existe. También podría ocurrir que ese control forzado con dolor o malestar, genere estrés que derive en alteraciones de comportamiento en otros momentos del día que no son los paseos (conductas destructivas, vocalización excesiva, ansiedad..etc.)
En mi opinión un buen educador canino es el que siempre trabaja con el propietario delante, su propuesta educativa es eficaz y no incluye el generar dolor, malestar o miedo en el perro. Y por supuesto no hace una propuesta de educación que necesite que coloquemos collares metálicos o el uso de la fuerza para corregir un problema.
Sigue habiendo muchos mitos y creencias erróneas en la educación canina (como lo del pañal, etc.), ¿cuál te parece más peligrosa/dañina?
La creencia de que algunas razas tienen herencia de comportamiento agresivo, que son más “peligrosas”.
Me gustaría romper una lanza a favor de los pitbull, rottweiler, etc. En general esta creencia hace que se les eduque muchas veces con rigidez y castigos, otros propietarios no permiten que sus perros se les acerquen y en ocasiones acaban teniendo muchos problemas de socialización. Todos los perros son igual de maravillosos, si les tratamos como se merecen. Deberíamos reflexionar sobre la ausencia de razas potencialmente peligrosas y empezar a hacer una lista de propietarios potencialmente estúpidos y peligrosos.
¿Cuales son los problemas de conducta que más frecuentemente tienes que tratar?
Tanto Eli como yo tratamos con más frecuencia los casos relacionados con el estrés: el comportamiento agresivo, los miedos, la ansiedad por separación… En realidad todos ellos tienen mucha relación, la mayoría de veces si hacemos un perro más tranquilo, todo mejora.
Mucha gente nos pregunta ¿tan importante es el estrés? La respuesta es fácil de entender si pensamos como es nuestra sociedad humana. Vivimos en constante estrés y muchos somos agresivos, tenemos miedos y damos excesiva importancia a todo, nos angustiamos con facilidad. ¡Y hemos metido a nuestros perros en esta vorágine! ¿Nos extraña que desarrollen también problemas parecidos?
Cuando paseas a un perro muchas veces te cruzas con otro dueño que tira de la correa del suyo y te dice "¿es macho? Es que el mío es muy dominante" Y lo hace de buena fe, para evitar peleas... Los perros dominantes, ¿existen o los 'creamos'?
Ese mismo propietario no se da cuenta que su cambio de actitud, su manejo diferente de la correa, la tensión en esta, está alterando a su perro, le predispone al conflicto (le anticipa que pasa algo preocupante) y está impidiendo rituales de comunicación, cambiándolos por un momento de tensión. Si pensamos que un perro es dominante, lo tratamos y educamos con la idea de someterle, fácilmente podemos provocar miedo o respuesta agresiva. También estrés.
El estrés puede conllevar reactividad, desobediencia… Si un perro le tratamos con la idea jerárquica, fácilmente acabará creyéndose que hay una escalera de mando y que le gustaría estar arriba. ¿No creeís que sería más lógico en pensar como convivir, como comunicarnos, como cubrir las necesidades de nuestros perros y como conseguir que no nos teman, ser para ellos compañeros y conseguir que para nuestro perro seamos lo más importante?
Has trabajado por toda España con dueños de perro, con asociaciones y con instituciones, ¿notas diferencia en el trato a los perros y en la relación de humanos con canes según las áreas geográficas?
Sí hay diferencias, pero en todas partes hemos encontrado gente maravillosa dispuesta a encontrar caminos que mejoran la convivencia con los perros de una manera amable. También en todas partes hemos encontrado personas crueles con los perros. Soy catalán, quizás es una comunidad muy sensible con el bienestar animal, lo cual me enorgullece. Quizás hay más gente predispuesta a encontrar maneras más amables de convivir y tratar a los perros, pero ello es resultado de una evolución que hemos vivido en los últimos años.
Esa evolución la veo en muchas zonas de España, con un poco de retraso en cuanto a tiempo, pero con paso firme. Es cuestión de tiempo que toda España seamos un referente en cuanto a respeto a los animales. Quizás en unas regiones llevará algo más de tiempo, quizás en el ámbito rural costará un poco más, pero seguro no se detendrá algo que creo que ya empezó en todo el país. Y seguro ayuda a ello trabajo como el que desarrollaís enSrPerro. Muchas gracias a ti y a todos los lectores de esta entrevista.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada