Núm. visites

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Pels visitants d'aquest bloquet

........ Benvingut a l'espai dels gossets!!! espero que passis una bona estona navegant per aquí!!! Els teus pensaments i les teves emocions configuren la teva vida!!!.....

19 de maig de 2011

Educació dels cadells

Vaig trobar un article molt interessant sobre l'educació del teu cadell!!!!!!!!!!!!

Si vols llegir tot l'article entra amb aquest enllaç, aquí solament posaré el que m'ha semblat més interessant:


______________________________

Educación de un cachorro

¿Cómo aprenden los perros?

Lo primero que hay que saber a la hora de educar un cachorro es que hay que armarse de paciencia, de mucha paciencia ya que mayormente estos aprenden a base de repeticiones....de muchas repeticiones.

Primero asocian un hecho con una consecuencia (estimulo con una acción). Esta es la típica historia de la prueba de Pavlow: si cada vez que agitamos una campanilla, le damos un trozo de carne a un perro después unas cuantas repeticiones este empezará a salivar en cuanto agitemos la campanilla. En la vida diaria esto se traduce en tu cachorro que se pone loco de alegría en cuanto te ve coger la correa porque sabe que se va de paseo.

Otra manera para tu cachorro de aprender es acertando y equivocándose. Premiando y castigando en el momento oportuno aceleras su educación. Por ejemplo si tu cachorro por casualidad abre el armario de los zapatos y destroza tus zapatos favoritos, lo tienes que castigar inmediatamente para que no vuelva a hacerlo.

Todos los métodos de educación de cachorros se basan en la filosofía del premio y castigo para amoldar el comportamiento de tu cachorro a la sociedad que nos rodea. Pero no todas las formas de premios y castigos son validas.

Como premiar bien:

Es muy facil y sencillo premiar a tu cachorro y hay muchas maneras de hacerlo: halagos dichos con voz suave y cariñosa, caricias, juegos, comidas, etc.

Como castigar bien:

Para castigar un cachorro suele ser suficiente usar un tono de voz fuerte y autoritaria, dar un tirón de correa, etc.

En la educación de cachorros no debes nunca recurrir a castigos físicos duros o crueles ya que con estos métodos abusivos no conseguirás nada, aparte de confundir a tu cachorro y volverlo inseguro y nervioso.

Se debe guardar el castigo del sometimiento (lo explicamos en el artículo: Conducta jerárquica) solamente para casos de agresividad o desafío puro y claro.

Timing:

Tan importante como premiar y castigar bien es hacerlo en el momento justo. Esto es muy importante si quieres obtener progresos y resultados en la educación del cachorro.

Tanto el castigo como el premio debes aplicar simultáneamente a la acción, ni antes ni después.

Si tu cachorro ha hecho sus necesidades dentro de casa solo lo podrás reprender si lo pillas en el acto ya que de hacerlo después puede perder toda eficacia.

Además de todo esto, no olvides que cada cachorro es diferente y que corresponde de forma diferente a su dueño. Debido a ello, hay que ser flexible y modificar estas normas para aplicarlas a cada caso en concreto. Pero recuerda que los premios son más eficaces que los castigos a la hora de educar a tu cachorro.


Juguetes de perros

¿Cómo jugar con nuestro perro?

Para su desarrollo es muy importante enseñarle a jugar con juguetes de perros. Jugar con tu perro no significa una lucha cuerpo a cuerpo o dejarle morder todo lo que quiera (eso solo sirve para estimular su agresividad).

¿Que es un juguete conveniente para mi perro?

Los juguetes de perros tienen que ser objetos no tóxicos, lo bastante grandes para que no pueda tragarlos, sin piezas que se puedan desprender (tipo cascabeles, pompones, etc.), que no puedan astillarse (como los palos) y que no se puedan comer (numerosos perros se acaban comiendo los palos y las piñas).

En cuanto un juguete de perro se empiece a romper hay que retirarlo.

El perro debe poder diferenciar entre qué objetos le están prohibidos y los que puede morder. Así no le des zapatos viejos (o ropa etc.) para que juegue ya que seria imposible que comprenda que no puede jugar con todos los zapatos de la casa.
En tiendas especializadas se venden infinidades de juguetes de perros adecuados para él (pelota, juguete de goma etc.).

Cachorro morderdor

Para un cachorro, morder es natural. Al principio puede intentar morder tus manos en vez del juguete.

¿Que hacer en ese caso?

Mantener la mano que este mordisqueando quieta y cerrar el puño para que le sea más difícil morderlo y luego intentar distraerlo con un juguete. Pronto aprenderá que morder objetos es más divertido. Para más información sobre la educación de cachorros, pulsa aquí.

Algunos consejos útiles

Para evitar el aburrimiento, conviene tener varios juguetes de perros y variar entre ellos retirando unos y dándole otros.

Hay que saber que varias cortas sesiones de juegos son preferibles a una larga.

Y que al finalizar cada sesión hay que guardar el objeto y no dejárselo al perro para que este no se aburra de él y que cuando lo vea tenga ganas de jugar otra vez con él.

¿Que hacer cuando el perro "escoge un juguete" que le pueda hacer daño (tipo palo o piedra)?
No prestarle atención, rápidamente aprenderá que los juguetes que tú escojes son más divertidos.

Hay que jugar cuando el perro se porte bien y no al revés ya que si el perro se da cuenta que sacas los juguetes para entretenerlo cuando se porta mal le estarás enviando un mensaje erróneo y su conducta empeorará.

Si el perro es muy bruto jugando o muerde con demasiada fuerza hay que interrumpir el juego de inmediato y pronto entenderá que esa conducta no es tolerada.


Educar a tu cachorro - como convertirlo en un perro estable, tranquilo y sociable

Una vez que el cachorro esté adaptado a su nueva familia y entorno, todavía le quedará un largo camino que recorrer para transformarse en el perro adulto equilibrado, sociable y tranquilo que todos deseamos.

Desde su nacimiento nuestro cachorro está constantemente sometido a nuevas experiencias que le ayudan a madurar. Primero con su madre y compañeros de camada y luego como parte de nuestra familia. Todos los especialistas hablan de un periodo de vida superimportante en la educación del cachorro. Es el famoso periodo de socialización.

¿Es la socialización tan esencial en el proceso de educación de mi cachorro?

Pues sí. Es una de las etapas más importante de la vida de nuestro perro. Es un tiempo crucial en el cual nuestro perro está más abierto a aceptar y asimilar nuevos estímulos, nuevas experiencias.

La manera en que se enfrente a esos estímulos y experiencias determinará la manera en que nuestro perro se enfrentará a nuevas experiencias durante el resto de su vida.

La socialización abarca desde el nacimiento hasta la madurez pero la etapa más crítica se sitúa entre los 45 días (mes y medio) y los 3-4 meses de edad .

Durante el periodo de socialización el perrito tiene que aprender a relacionarse con otros perros: primero su madre, luego sus hermanos y luego otros perros desconocidos. Tenemos que enseñarle a relacionarse con los humanos: mujeres, hombres, niños, ancianos, etc. Tiene que familiarizarse con el ruido, con los coches, las bicicletas, los electrodomésticos, lugares nuevos y situaciones hasta ahora desconocidas .

La mayoría de los dueños de perros entienden este concepto de someter al perrito a muchas cosas nuevas y lo hacen concienzudamente. Pero donde muchos dueños de perros fallan es en comprender que esas experiencias tienen que ser positivas .
Educa a tu cachorro con experiencias positivas

Por ejemplo, por mucho que un perro se relacione desde cachorro con los coches, si su primera experiencia ha sido negativa y no ha podido superarla de inmediato, pues de adulto seguirá teniendo miedo a los coches. Y nos costará dios y ayuda corregir esta impresión arraigada en su niñez porque por esas alturas se habrá convertido en fobia.

Las fobias pueden hacer que tanto la vida del dueño como la del perro se convierta en un sin vivir ya que un perro que tiene miedo puede reaccionar de diferentes maneras: puede adoptar una actitud aterrorizada (orejas gachas, colas entre las piernas, lomo encorvado, gemidos, lloriqueos, etc.), claramente diciendo "por favor, por favor, no me sometas a esto". ¡Imagínate pasar por esto cada vez que intentas meter a tu perro en el coche, o cuando vea a otro perro, etc.!

O el perro puede adoptar la actitud contraria: ponerse hecho una furia y atacar la razón de su miedo para que esta cosa se aleje de él y se mantenga lo más lejos posible. ¡Imagínate lo que este comportamiento puede desencadenar si el foco del miedo de tu perro son los niños, o gente que va en bicicleta, etc.!

Así que lo más inteligente que podemos hacer es procurar que la toma de contacto de nuestro cachorrito con todos estos nuevos elementos sea lo más positivo y agradable para él. Pero esto a veces es más complicado de hacer de lo que parece, porque son una multitud de cosas nuevas que nuestro perrito tiene que descubrir y familiarizarse con ellas. Lo que suele ocurrir, si son demasiadas cosas juntas, es que el cachorro se estrese y que algo acabe por ir mal.

¿Qué puedes hacer para que este periodo de socialización transcurra sin incidentes?

* Procura al cachorro una guarida donde pueda refugiarse cuando sienta la necesidad de tranquilidad. Un trasportín con la puerta abierta es una excelente guarida. Cuando el cachorro se haya resguardado en su guarida, no dejes que le molesten ya que tiene que ser un santuario para él, y no lo será si a cada momento alguien lo pueda agarrar por el pescuezo y sacarlo de allí a rastras. Cuidado sobretodo con los niños, muy propensos en querer "jugar con el perrito" sin darse cuenta que este también necesita reposo.

* Tu actitud es muy importante ya que el cachorro se fijará en ti cuando no sepa cómo reaccionar o algo lo sorprenda o atemoricé. Si ve que estás tranquilo y relajado se calmará antes. No proyectes tus temores. Si tu estás pensando: "Ay madre, espero que todo vaya bien, que no le hagan daño, que no se asuste.", le estarás condicionando: notará tu ansiedad y sacará la conclusión que hay algo que temer.

* No dejes que sea sometido a demasiadas impresiones al mismo tiempo durante demasiado tiempo. Cuidado con las fiestas, grupos grandes en general donde el cachorro pasa de mano en mano hasta que acabe nervioso y estresado. Conviene que conozca las aglomeraciones pero sin que éstas se vuelvan demasiado para él. Se le puede dejar circular durante un rato pero después conviene dejarlo descansar en su guarida para que la experiencia guarde un significado positivo para él. Paulatinamente podremos aumentar el tiempo que el perro pase en situaciones concurridas.

* Si tu cachorro reacciona mal en alguna situación no te desmoralice e intenta en los días sucesivos exponerle de nuevo a esa experiencia pero atenuando la experiencia para ir aumentando la intensidad en días posteriores.

Por ejemplo, si tu cachorro se asusta de una moto que pasaba veloz, en los días posteriores enséñale a tu cachorro una moto parada, deja que se acerque, que la huela y cuando se relaje podéis iros. Al día siguiente enséñale la moto parada sin arrancar y con alguien encima. Luego al día siguiente puedes enseñarle la moto parada pero con el motor arrancado, etc. De lo que se trate es que el cachorro se acostumbre y comprenda que no pasa nada cuando vea una moto por la calle.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada